Christian Noboa sobre su nuevo técnico Mancini: ”Lo quiere ganar todo”

El volante ecuatoriano Christian Noboa, en una entrevista para portal Sphera Sports, habló de su equipo actual el Zenit de Rusia y la situación de la selección ecuatoriana en las Eliminatorias Sudamericanas.

 

¿Cómo fue para un ecuatoriano tener que adaptarse a un país tan desemejante como Rusia?

Para cualquier persona adaptarse a Rusia es difícil. Sobre todos los sudamericanos. Nosotros estamos acostumbrados al calor, a reír todo el tiempo, que se yo, es diferente. Y llegar a Rusia pues me costó mucho. Además del clima, la cultura, el idioma… realmente fue duro. Sobre todo el primer año.

 

En el Rostov jugabas como interior en un mediocampo de tres (5-3-2) y en la Selección en un ‘doble cinco’ (4-4-2) ¿En cuál crees que rindes mejor?

Yo me siento muchísimo mejor cuando jugamos 4-4-1-1 o 4-4-2 porque tengo más movilidad y con el 5-3-2 tenía solamente un lado de la cancha. No es que me sentía mal, sino que tenía menos espacio en el que podía moverme, mientras que cuando somos dos, me muevo por izquierda y derecha sin ningún problema.

 

¿Qué te atrajo del Zenit? ¿Has tenido otras ofertas?

Sí, tuve otras ofertas, pero cuando conversé con el presidente y el director deportivo, fui claro: ‘¿el entrenador está de acuerdo?’ me dijeron que sí, que les dio el visto bueno. Además la oferta era muy buena para mí y acepté sin pensarlo dos veces.

 

¿Cómo ves el nuevo proyecto de Roberto Mancini? ¿Conoces su ideología futbolística?

Veo un proyecto importante e interesante. Lo quiere ganar todo. Por supuesto que conozco su ideología: tener la pelota, jugar para adelante, pensar que nosotros somos importantes y el resto nada. Ha estado en los mejores equipos del mundo y ha ganado muchas cosas. Es un entrenador que sabe bastante.

 

Fuiste clave de los mejores dos años de la historia del Rostov, cuéntanos algunos de los secretos de aquel éxito inesperado.

El secreto está en que fuimos un equipo agresivo y de mucho sacrificio en todas sus líneas. Todos atacaban, todos defendían, todos jugaban al máximo, corrían al máximo. Creo que el secreto fue ese, porque en verdad no pasaba por la calidad, sino por las ganas que poníamos en cada partido y en dar el máximo potencial de cada uno de nosotros.

 

¿Sientes que se les escapó la oportunidad de ir al Mundial?

No, todavía no. Tenemos posibilidades aún de clasificar y depende solo de nosotros. Está muy difícil, eso sí, pero quedan cuatro jornadas en las que puede cambiar todo.

 

¿Te sorprendió la no convocatoria de Gustavo Quinteros para los partidos de esta semana?

Para nada. Acordé con el profesor Gustavo Quinteros no jugar estos partidos porque me quedé sin contrato en el Rostov y quería tener claro mi futuro. No quería jugar en mi Selección sin tener contrato en ningún equipo. También jugué muchos partidos este año y era mejor descansar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *